A unos pasos de la delegación Venustiano Carranza se encuentra una de las taquerías con mayor popularidad y calidad en sus productos de la ciudad. El pastoricito con sus 23 años de dar servicio es una excelente opción para visitarlo después de ir al bar o el antro, ya que permanece abierto casi toda la madrugada y sus salsas son una delicia. Tan buenos estan que cada fin de semana se venden aproximadamente 600 klogramos de carne en la sucursal matriz.

Taqueria-pastorcito

Para llegar es muy fácil, se encuentran sobre la calle de Lorenzo Boturini, Del. Venustiano Carranza. Horario: viernes a sábados 15:00hrs.-05:30hrs. y domingos a jueves de las 15:00hrs.-03:30hrs.

Precio del taco al pastor: $12 pesos (de los más caros de la ciudad).

Uno de mis propósitos para este año fue el procurar comer toda clase de comida rara, extravagante o fuera de lo común que encontrará en la capital. Así que el pasado fin de semana, empecé está aventura y elegí tacos de sangre mejor conocidos como moronga.

tacos-moronga

La moronga es un platillo que se prepara en diferentes países por todo el mundo, algunos de ellos son: España, Alemania, Italia y Perú, entre otros. La preparación de la sangre al cuajarla obtiene una tonalidad oscura con un sabor muy peculiar. La sangre normalmente es de puerco, aunque en algunos lugares de la Republica se acostumbra de buey. Si te animas a probarla te recomiendo ponerle al menos una mitad de un limón.

¡Buen Provecho!

¿La haz probado?

Hace aproximadamente diez años caminando por un  tianguis cerca de mi casa, descubrí que vendían en puesto tacos de chamorro. Nunca los había probado y su olor que desprendía era realmente muy bueno. No pasó ni un minuto más y ya estaba pidiendo tres tacos. Solo basto con una mordida para que me volviera adicto a ellos.

EL chamorro es de puerco y la verdad tiene un sabor inigualable, así que si vienen de visita por el D.F. y pasan por un puesto que venda chamorro no pierdan la excelente oportunidad para comerse aunque sea unos tres taquitos, acompañados con un refresco bien frio.


La ubicación de este puesto es muy fácil, como es en un tianguis, solo los puedes encontrar los días martes en ese lugar desde las 11:00am a las 4:00 pm. Para llegar al tianguis puede ser por metro, ya que queda a unos 5 minutos caminado del metro Boulevard Puerto Aéreo. Ellos se encuentran al final del tianguis o al principio dependiendo de cómo lo veas.

Cuando se habla de comida internacional, y le toca el turno a México, sin lugar a dudas mucha gente en el mundo lo primero que se le viene a la mente son los tacos. En México casi en cualquier parte de la República se pueden encontrar todo tipo de tacos, lo que varia es el contenido de los mismos de un Estado de la República a otro. El D.F. se caracteriza por tener los mejores tacos de suadero, tripa, longaniza, y por supuesto no podrían faltar mis favoritos: los de al pastor.

Para que un taco sea taco, sólo basta con tomar una tortilla y ponerle cualquier ingrediente, inclusive aquí en la capital cuando uno va a una tortillería no falta el cliente que pida al tortillero un poco de sal para ponérsela su tortilla, para formar un riquísimo taco de sal.

tacos

tacos

tacos

Hay un dicho aquí en el D.F. Si el taco se puede cerrar, entonces no es un taco si no una quesadilla.

¿Cual es tu taco preferido?

Hace muy poco se me ocurrió ir a desayunar algo rico y enogordante, así que me dirigí al tianguis mas cercano de donde vivo. Al llegar al tianguis lo recorrí totalmente para ver que tipo de comida vendían y así satisfacer a mi antojo. Y en un puesto se me hizo algo asqueroso llamativo ya que en el cual tenían a este animal colgado al puro estilo de Robbie Williams en Rock DJ, y tan solo a unos pocos centímetros te preparaban unos ricos tacos de moronga.

La moronga es un platillo, que a mi gusto no es sabe tan mal como muchos dicen. Su ingrediente principal es la sangre (a muchos le da asco pensar en ello), regularmente la sangre es de puerco, esta es condimentada y cocinada.

© 2013 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha