Es increíble la gran cantidad de cosas que uno puede adquirir con los comerciantes ambulantes en el metro de la ciudad. Son dulces, discos de música pirata, juguetes, inventos, videos y entre otras cosas, las que convierten a diario a los trenes del metro en un punto de comercio para cientos de personas. Aunque las autoridades han tratado de frenar esta actividad, la lucha no ha tenido éxito, ya que tarde o temprano vuelven a aparecer estos vendedores.

Satisfaciendo las necesidades, demandas y bolsillos de los clientes, la mayoría de productos que se comercian cuestan en promedio diez pesos y además se pueden obtener fácilmente en la mayoría de las líneas a todas horas, inclusive en esas momentos en donde no cabe ningún alfiler en cada vagón. Los artículos varían un poco, esto dependiendo del clima o temas de controversia del momento. Durante la época de verano podemos encontrarnos con ventiladores de bolsillo, abanicos y demás cosas relacionas con el calor o como olvidar el disco mp3 con todos los éxitos de Michael Jackson tras su fallecimiento.

Sinceramente no comparto la idea de comparar cosas en el metro, debido a que en ciertas ocasiones una parte de los ambulantes pueden llegar a ser molestos, atravesándose entre las personas sin solicitar permiso o poniendo musica ensordecedora al tratar de vender un mp3. Sin embargo hay veces como el día de hoy que con una tos terrorífica invadiéndome, no pude resistirme a comprar unas pastillas de poca calidad. ¿Qué opinas de estos comerciantes?

Fotos:cucfotoperiodismo.wordpress.com
© 2013 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha