Hace unos días comí un rico pozole en la casa de unos amigos, uno de los platillos más populares en toda la República mexicana. Está elaborado a base de maíz, agua y carne, una vez servido se le se le añaden algunas especias, verduras y no podía faltar el mejor “amigo” de la gastritis, el picante.

Por todo el país hay varios lugares en donde solo se dedican a vender pozole y es común que esté en la mesa de los mexicanos en el mes de septiembre, para conmemorar la Independencia de México.

Impresionado e impactado quedé al saber que su origen se remonta al canibalismo en tiempos prehispánicos. Si en verdad leíste bien, escribí canibalismo. Formaba parte de los sacrificios Aztecas (en Tlaclaxipehualiztli). Los sacrificadores tomaban algunas partes significativas del cuerpo del cautivo y las repartían y comían entre personas con cierto estatus, lo que sobraba era arrojado por la pirámide y el pueblo se lo comía, mezclándolo así con maíz (la base del pozole).

pozole

En la actualidad sabemos que la carne mas parecida a la del ser humano, es la del cerdo, y no necesariamente por George Orwell. Así que esta fue sustituida, y actualmente se ocupan diferentes tipos de carnes: pollo, res o la ya mencionada carne de cerdo. Así que bueno una vez leído esto, espero que disfrutes un rico pozole, que la verdad es uno de mis platillos favoritos.

Fuente:
Sahagún, Bernardino de Fray. Historia general de las cosas de la Nueva España. ed. Temprano Juan Carlos. Madrid, Dastin, 2001.

Alfredo Chavero. México a través de los siglos, tomo primero historia antigua y de la conquista. Ed. Cumbre. México, D.F. 1977.

Imagen de:
http://mexicofoodandmore.com

© 2013 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha