Cuando se habla de comida internacional, y le toca el turno a México, sin lugar a dudas mucha gente en el mundo lo primero que se le viene a la mente son los tacos. En México casi en cualquier parte de la República se pueden encontrar todo tipo de tacos, lo que varia es el contenido de los mismos de un Estado de la República a otro. El D.F. se caracteriza por tener los mejores tacos de suadero, tripa, longaniza, y por supuesto no podrían faltar mis favoritos: los de al pastor.

Para que un taco sea taco, sólo basta con tomar una tortilla y ponerle cualquier ingrediente, inclusive aquí en la capital cuando uno va a una tortillería no falta el cliente que pida al tortillero un poco de sal para ponérsela su tortilla, para formar un riquísimo taco de sal.

tacos

tacos

tacos

Hay un dicho aquí en el D.F. Si el taco se puede cerrar, entonces no es un taco si no una quesadilla.

¿Cual es tu taco preferido?

Hace muy poco se me ocurrió ir a desayunar algo rico y enogordante, así que me dirigí al tianguis mas cercano de donde vivo. Al llegar al tianguis lo recorrí totalmente para ver que tipo de comida vendían y así satisfacer a mi antojo. Y en un puesto se me hizo algo asqueroso llamativo ya que en el cual tenían a este animal colgado al puro estilo de Robbie Williams en Rock DJ, y tan solo a unos pocos centímetros te preparaban unos ricos tacos de moronga.

La moronga es un platillo, que a mi gusto no es sabe tan mal como muchos dicen. Su ingrediente principal es la sangre (a muchos le da asco pensar en ello), regularmente la sangre es de puerco, esta es condimentada y cocinada.

El otro día fui con mi amigo Lalo a comprar algunas cosas al barrio chino y en durante trayecto nos pareció una buena idea visitar el Palacio Postal. Para la gente que viene a conocer el D.F. con tiempo limitado y que esta por esta zona, prefiere fotografiar el Palacio de Bellas Artes o subirse a la torre Latinoamericana, sin embargo este es un lugar que de igual forma vale la pena visitar.

La entrada al lugar es totalmente gratis. Al entrar me quede impactado por su diseño arquitectónico, en el que convergen los estilos isabelino y el gótico veneciano. Este símbolo del porfiriato en su mayoría está ornamentado con mármoles de carrata y herrería de bronce dorada. Y lo mejor de todo es que me permitieron tomar fotos en la planta baja sin ninguna restricción.

Ofrece el servicio de venta de estampillas y colecciones filatélicas, el promedio del costo mínimo de las estampillas es de $6.50 pesos y de ahí varia el precio según el lugar al que se necesite mandar una carta. Al subir al siguiente piso me encontré con un museo, el cual alberga una colección de piezas que en su tiempo fueron de gran utilidad para la realización del trabajo postal en la ciudad.

Este mural esta compuesto por solo pequeñas estampillas

Costo: gratuito
Dirección: Tacuba #1, Centro histórico 
Horario: Lun-Vie 8-20 hrs  Sáb-Dom  8-16 hrs y Sáb
Una forma de llegar:metro Bellas Artes
Teléfono: 55102999
Página web:http://www.palaciopostal.gob.mx/

Sin lugar a duda la mejor forma de transportarte por la ciudad, (tomando en cuenta el precio y la distancia), es el metro. El boleto cuesta tan solo $3.00 pesos; aunque el verdadero precio tendría que ser aproximadamente de $9.00 pesos pero el Gobierno del Distrito Federal a tratado de mantener un buen precio. La ventaja de este sistema es que con un solo boleto puedes trasbordar las veces que quieras y llegar a cualquier estación de la red sin ningún coste adicional.

Una de las desventajas de ser económico y con un gran alcance, es que millones de personas en el D.F. lo utilizan todos los días como su principal medio de trasporte. Hay horas en las que es imposible abordar a los vagones. Tan solo en el 2007 el número de usuarios que utilizo este servicio fue de mil 352 millones 408 mil 424.

metro

metro-ciudad-mexico-df

metro ciudad mexico df

A eso me refiero con mucha gente

metro ciudad mexico df

metro ciudad mexico df

metro ciudad mexico df

Para mayor información visita: http://www.metro.df.gob.mx/

Hace poco fui a conocer al japonés del que tanto se habla en la ciudad, su nombre es Hiroshi Nohara, el ha estado viviendo en el aeropuerto de la ciudad por más de tres meses. Al parecer su lugar preferido es la silla ubicada en la zona de comida rápida, ya que solo se levanta de ella para cumplir sus necesidades primarias.

Además de que la gente le regala comida, él también paga sus alimentos. Otras personas se le acercan para obtener su autógrafo o tomarse una foto a su lado.

Al llegar al aeropuerto me preguntaba en que podría preguntarle o mostrarle, ya que me imaginaba que él ya tendría que estar harto de que todos los días le hicieran las mismas preguntas, todo con el fin de develar su misterio.

Sin embargo al revisar mi mochila traía conmigo mi PSP, así que pensé en que tal vez quisiera jugar un poco, me acerque y le enseñe mi PSP y le pregunte; ¿Quieres jugar?(desafortunadamente con señas, por que no se japonés) y él un poco misterioso con una sonrisa algo nerviosa me dijo: -No. Entonces fue cuando se me ocurrió enseñarle unas imágenes que traigo en la PSP y fue ahí cuando el acepto verlas. Mientras veía las fotos pudimos “entablar una conversación” sobre las imágenes con señas y un poco de inglés.

Pude formular varias preguntas tratando que fueran algo diferentes a las que el estaba acostumbrado a responder últimamente. Una de las preguntas que le realice fue: ¿Haz visto la serie de bleach? a la cual me respondió con señas que alguna vez la había oído en Japón pero que no la había visto.

El tipo me pareció agradable, sin embargo si le hace falta un bañito, ya que en los 10 minutos que estuve con él, me llegaba un olor penetrante a hamburguesa echada a perder. Al despedirme le estiré la mano y cuando hice contacto con él, en ese preciso momento sentí como unas moronas de pan estaban adheridas a su mano e iban cayendo. Obviamente durante el trayecto de regreso trate de pensar que eran moronas de pan y no bolitas de mugre o que sé yo. Puedo resumir que fue muy buena experiencia. Aquí les dejo un video donde el sale viendo las imágenes en mi PSP.

Desde hace algunos días, el video que más ha causado controversia en el DF es sin duda el de Oswaldo Sánchez en el partido contra Honduras en las eliminatorias rumbo al Mundial de fútbol.

En el video se puede apreciar como el portero de la selección mexicana le dice a David Suazo (equipo rival ) con señas y gritando durante el partido: “1-0 ya se acabo”,“ya que se acabe”. Esto es realmente vergonzoso, yo he jugado fútbol desde pequeño y en cualquier barrio, colonia o inclusive en otra ciudad y nunca había escuchado a alguien pedirle al rival que ya no meta más goles. Eso es imperdonable en cualquier cancha de todo el mundo.

Entre las avenidas de Reforma, Chapultepec e Insurgentes, se ubica una zona vanguardista en donde podemos encontrar una gran variedad de atractivos como bares, restaurantes, iglesias, plazas, sex shop, galerías de arte, escuelas y oficinas, entre otros. Este lugar con esta mezcolanza de comercios es mejor conocido como la zona rosa, una visita turística obligada en el Distrito Federal.

Con un toque de barroco francés, la zona rosa recibe a diario, entre sus calles que llevan como nombres de ciudades Europeas a cientos de oficinistas, grupos juveniles y turistas. Desde hace algunos años este lugar se declaró como zona tolerante e integración gay, por lo que por doquier se pueden observar a parejas de la misma sexualidad sin prejuicios sociales, una muestra es la calle de “Amberes” donde coinciden en su mayoría lugares declarados gay.

Otra razón para dar una vuelta por la zona rosa es su buena ubicación turística ya que se encuentra a muy pocos minutos del Ángel de la Independencia, Torre Mayor, Reforma 222 y el bosque de Chapultepec, por lo que hospedarte por en este sitio te ahorraría algo de tiempo en tus recorridos.

La zona rosa

La zona rosa

Tips
El origen del nombre de “zona rosa” puede atribuirse a varias teorías y una de ellas menciona que antes en ese lugar existían unos edificios de color rosa y por ello el nombre.

© 2020 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha