Imaginemos esta situación, vas caminando y masticando un chicle, observas que hay una cafetería en la esquina, así que decides comprar un café. Una vez que has comprado el café al primer intento de probarlo recuerdas que traes el chicle en la boca. Entonces te haces la siguiente pregunta ¿Qué haces con ese chicle? Posibles respuestas:

    A. Esperas tirarlo hasta encontrar un bote de basura (probablemente no encuentres alguno cerca).
    B. Buscas algún papel en tu bolsa y lo envuelves en el para después deshacerte de él.
    C. Lo tiras al piso.
    D. Lo pegas en un árbol.

La primera vez vi estos árboles fue hace ya más de 8 años. Y hasta la fecha siguen repletos cada uno de chicles por toda su corteza. Las opiniones más frecuentes que he escuchado acerca de estos árboles son: ¡Qué asco!, ¡Orales!, Wuauww y quiero pegar mi chicle.

Árbol repleto de chicles

Estos árboles se encuentran en el centro de Coyoacán, exactamente en la esquina de las calles de Cuauhtémoc y Aguayo. A unos 2 minutos caminado del Café el jarocho.

Respuesta preferida por la mayoría de las personas que pasaron por ese lugar:

    D. Lo pegas en un árbol.

Uno de los movimientos más importantes contra el cambio climático en el mundo es “La hora del planeta”, el cual le pide a todos los micorbuseros, estudiantes, policías, arquitectos, ingenieros, bohemios, amas de casa, actores, en fin a todas las personas en este mundo que apaguen sus luces durante una hora. Puede que sea en el negocio, hogar, escuela, hotel, colonia, o cualquier lugar donde se encuentren. Este llamado a todo el mundo comenzó en el 2007 en Australia en ese entonces participaron alrededor de 2 millones de personas. En el 2008 fueron más de 100 millones de personas en más de 350 ciudades en el mundo. Ahora en este 28 de marzo a las 20:30 horas del 2009 participaran apagando sus luces más de 74 países y entre ellos se encuentra México.

Ya han empezado a difundir el llamado por la mayoría de los medios aquí en la ciudad. De hecho en la semana pasada observe que algunas estaciones del metro ya habían carteles pegados. Así que en mi caso me uno a este llamado y me comprometo a apagar las luces de mi hogar durante una hora. Afortunadamente la serie 24 horas no pasa en ese horario. :p

Para mayores informes sobre el movimiento y actividades en la ciudad visita: http://www.earthhourus.org/mexico/

Era viernes con los amigos, lo recuerdo perfectamente y para ser exacto uno de quincena. La mayoría de los bares estaban llenos y en las banquetas permanecian filas interminables de gente esperando entrar. El calor en la mayoría de los lugares era sofocante y mis amigos y yo no teníamos el humor de estar de esa manera (al menos esa noche no). Así que caminamos por el centro en busca de un lugar agradable, cómodo, que tuviera algo de comer y sobre todo con oxigeno. Y fue así que llegamos al Salón sol.

Este restaurante-bar cuenta con dos pisos. La planta baja está enfocada más en el servicio de restaurante, aunque existe un pequeño espacio algo escondido con personajes estilo graffiti pintados en las paredes el cual es muy acogedor. En la parte de arriba hay unos sillones bastante cómodos y unos balcones pequeños que te permiten admirar una de las calles principales del centro histórico mientras te echas un buen cigarrito, también en la parte de arriba es ideal para cantar o bailar por su buen sonido, aunque por eso es complicado poder platicar en grupo.

La cerveza la puedes pedir por litros, te la sirven en un recipiente que ellos le llaman “misil”, ya sea de 3 litros ($180.00 pesos aprox.) o de 5 litros ($299.00 pesos aprox.). Otra cosa que me llamo la atención del lugar es que puedes pedir o personalizar una lista de las canciones que desees escuchar, inclusive las mañanitas. Y si aun no te convences también cuenta con el servicio de internet, solo tienes que pedirle la clave al mesero que te está atendiendo.

Mi amigo Memo y un misil de 5 litros.

El lugar se encuentra sobre la calle de Francisco I. Madero número 8 a unos pocos minutos del metroBellas Artes o Allende. Los horarios son de domingo a miércoles de 10:00 a 23:00 horas y de jueves a sábado de las 11:00 a 2:00 horas. También puedes visitar su páginade internet.

Últimamente disfruto mucho caminar por las calles del centro histórico, y el otro día me llamo mucho la atención un carro que estaba parado. Este se encontraba como dirían unos amigos: “chulamente tuneado”. Solo que en vez de estar con Vin Diesel adentro escuchando reggaeton, luces neón en interiores y calcomanías a los costados, este sencillamente estaba cubierto solamente con azulejos.

El automóvil “chulamente tuneado” forma parte de una exposición de Betsabeé Romero. Actualmente la exposición está montada a un costado de la torre Latinoamericana. Esta exposición lleva algunas semanas en exhibición, pero estará (según un policía que amablemente me dio la información) hasta el 26 de abril de este año. El horario es de 8:00 a 20:00 horas durante todos los días de la semana y la entrada es gratuita al público en general. También observe que mucha gente que se tomaba fotos y tocaba las piezas sin que les llamaran la atención, así que puede que esté permitido o el policía andaba crudo y hacía caso omiso.

Al caminar por los lugares más concurridos de la ciudad, podemos encontrarnos con las estatuas vivientes; son personas que representan algún personaje que en la mayoría de las ocasiones es creado por ellas mismas, se quedan inmóviles por un tiempo indeterminado, hasta que alguien les obsequia alguna moneda y de inmediato cobran vida.

Les dejo algunas de las estatuas vivas que he visto aquí en la ciudad:

Hace algunas unas horas estaba en una esquina (avenidas de Isabel la católica y República de Salvador) esperando a que el semáforo cambiara a luz roja para que yo pudiera cruzar. Cuando observe el semáforo me pareció muy curioso al ver que tenía al menos diez calcomanías pegadas.

¿Con que fin lo hicieron? ¿En qué estado estaban las personas que lo hicieron? ¿Por qué no las despegan? Esas y otras preguntas me llegaron a mi mente en menos de 5 segundos.

Desde hace tiempo me pareció una idea increíble poder subir al emblema de la ciudad, el ángel de la independencia y admirar una de las avenidas con mayor historia, la av. Reforma. Al enterarme que esto era posible, no lo dude y acudí inmediatamente.

El proceso para subir es sencillo, solo debes anotarte en una lista en el modulo de información que se instala debajo del ángel, esperar a que se junten 15 personas y que baje el grupo que se encuentra arriba (aproximadamente 20 min).

“Por aquí… caminen con cuidado”, nos comento el guía. Al entrar sentí una especie de emoción y una vibra muy especial, ya que en su interior se encuentran los restos de los personajes que lucharon por este país, cada uno con una placa con sus nombres grabados en ellas. Después nos indicaron que subiéramos por unas escaleras.

En los primeros 50 escalones, pensaba que faltaban segundos para poder disfrutar de aquella vista, pero la oscuridad de las escaleras indicaba lo contrario. Hay partes en las cuales esta totalmente oscuro, así que es una buena idea tratar de iluminar con la luz de la pantalla de tu celular el camino. Mientras subíamos los comentarios y preguntas del grupo no podían faltar: “¿Falta mucho?, ¿ya mero?, ¿Aun no?, ya me canse, no manches o deberían poner un elevador”. Después de subir 172 escalones por fin se sentía una libertad y una gran alegría al poder ver la puerta que se iluminaba con la luz solar.

Es una vista agradable, lo malo es que se siente la presión del policía diciéndote,” avance” cada 90 segundos. El tiempo que te dejan estar arriba es aproximadamente unos 5-6 minutos. Se me hace muy poco, pero la verdad de eso a nada, mil veces prefiero esos 5 minutos. En el regreso uno ya está preparado psicológicamente para poder bajar por las escaleras, además siempre es más fácil bajar que subir, así que no es tan pesada la bajada.

Los horarios para poder subir son los días sábados y domingos de 10:30 a 13:30 horas (los que se anoten en la lista en ese horario, tendrán su recorrido asegurado). La subida no tiene ningún costo, solo tienes que dejar una identificación y anotarte en la lista. Podrás adquirir un folleto sobre toda la información del ángel (que en realidad no es un ángel si no una diosa griega), su precio es de $20.00 pesos.

Tips

Puedes llevar contigo una lámpara para las partes de la subida que están oscuras.

Si padeces de claustrofobia, ni de chiste pienses subir.

Como la posibilidad de poder subir al ángel es indefinida y además está sujeta a cambios, lo que deberías hacer es ir una semana antes y preguntar por su disponibilidad.

© 2020 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha