En estos mis primeros meses de trabajo en la ciudad, he subido algunos kilos por haberme convertido en una gárgola al estar sentado más de siete horas frente a a una computadora, entre antojitos en la oficina y falta de tiempo para realizar algún deporte, mi panza empezó a tomar una forma circular. Sin embargo en los últimos días me he sentido muy bien, ya que empecé a adoptar nuevas costumbres:

1.- Llueva o truene ir a correr o realizar una actividad deportiva al menos 30 minutos diarios. Además de ayudarte a bajar algunos gramos, te ayuda a relajarte y a pensar y oganizar pendientes o a planear tu siguiente día.

2- Procura no comer en la calle o en establecimientos. Puedes optar por preparar algo sano en tu casa y llevártelo a la oficina. Si en tú caso no hay alguna cafetería puedes buscar algún parque cerca o algún lugar tranquilo para poder degustar tus alimentos. Y para comer calientito podrías negociar calentar tus alimentos en algún autoservicio como los (oxxo, seven’s o similares).

3.- Dile no a las escaleras eléctricas y elevadores, procura subir por las escaleras.

4.- Compra paquetes de 12 o más barras que contengan linaza o alguna fibra que ayude a tu digestión, llévalas diariamente y comételas cuando te dé el antojo de correr a la maquina de dulces de la oficina.

5.- Un permiso para los antojos libre de pecado. Sé que es muy difícil decirle que no a unos taquitos de chamorro o alguna botanita en un bar. Sin embargo trata de que esto solo sea una vez por semana. Hay que consentir al paladar, pero no abusar;)

comida sana

Espero que estos consejos te sirvan tanto como a mí. Además de llevar una vida sana y sin tanto estres, a la larga tu cuerpo te lo agradecerá y aquella personita que es tu pareja también.

© 2013 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha