Imaginemos esta situación, vas caminando y masticando un chicle, observas que hay una cafetería en la esquina, así que decides comprar un café. Una vez que has comprado el café al primer intento de probarlo recuerdas que traes el chicle en la boca. Entonces te haces la siguiente pregunta ¿Qué haces con ese chicle? Posibles respuestas:

    A. Esperas tirarlo hasta encontrar un bote de basura (probablemente no encuentres alguno cerca).
    B. Buscas algún papel en tu bolsa y lo envuelves en el para después deshacerte de él.
    C. Lo tiras al piso.
    D. Lo pegas en un árbol.

La primera vez vi estos árboles fue hace ya más de 8 años. Y hasta la fecha siguen repletos cada uno de chicles por toda su corteza. Las opiniones más frecuentes que he escuchado acerca de estos árboles son: ¡Qué asco!, ¡Orales!, Wuauww y quiero pegar mi chicle.

Árbol repleto de chicles

Estos árboles se encuentran en el centro de Coyoacán, exactamente en la esquina de las calles de Cuauhtémoc y Aguayo. A unos 2 minutos caminado del Café el jarocho.

Respuesta preferida por la mayoría de las personas que pasaron por ese lugar:

    D. Lo pegas en un árbol.
© 2020 Quetranzalabanda - Blog del DF Suffusion theme by Sayontan Sinha